top of page
_dsc0533.jpg

Acechanza

“Eran las siete y veinte cuando acabó de dar cuerda al reloj. Luego llevó el gallo a la cocina, lo amarró a un soporte de la hornilla, cambió el agua al tarro y puso al lado un puñado de maíz. Un grupo de niños penetró por la cerca desportillada. Se sentaron en torno al gallo, a contemplarlo en silencio.

—No miren más a ese animal —dijo el coronel—. Los gallos se gastan de tanto mirarlos.”

El coronel no tiene quien le escriba.

Gabriel García Márquez.

Óleo sobre lienzo
50x35 cm
2021

cerca.png
cerca.png
bottom of page